Quiénes son los antropólogos asesinados en Magdalena

Allí se dedicaba a sensibilizar a las comunidades acerca de sus propios territorios. “Era una persona con un carisma impresionante. Siempre fue una persona alegre. Tenía buen sentido del humor, siempre nos hacía reír mucho. Tenía buena disposición de enseñar, y en las comunidades la querían mucho”, dice Eliana Garzón, jefa de comunicaciones de Natura, que conoció a Nathalia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

spotify