1.514 personas de todo el país se capacitaron en restauración ecológica

El Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de los Ecosistemas es un llamado urgente a prevenir, detener y revertir la degradación de todos los ecosistemas. Con esta iniciativa todos los países se vinculan realizando un aporte por para la conservación del ambiente y Colombia no se queda atrás, pues se han diseñado e implementado procesos de este tipo a lo largo y ancho del país, como el programa de 180 millones de árboles del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, que buscó apoyar proyectos con comunidades para la restauración de ecosistemas.

“Tenemos una serie de instrumentos que nos dan líneas a seguir, como el Plan Nacional Restauración Ecológica, Rehabilitación y Recuperación de Áreas Degradadas, Conpes 4021 Política Nacional para el control de la deforestación y la gestión sostenible de los bosques; el Mapa de Restauración de Colombia elaborado por Instituto Humboldt y la restauración de 300 mil hectáreas que quedaron en el Plan Nacional de Desarrollo”, aseguró Alejandro Jiménez, Coordinador del programa.

Con todo este trabajo se ratifica el compromiso que tiene el país con la restauración ecológica y su abordaje desde diferentes áreas: ambiental, ecológico, social y de gobernanza. Por eso, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y Fundación Natura, a través de la plataforma educativa de la Universidad EAN (Escuela de Administración de Negocios) realizaron la Capacitación en Restauración Ecológica.

Este fue un espacio clave para la gestión de conocimiento, intercambio de experiencias y aclaración de dudas sobre conceptos básicos de la restauración ecológica, desde estrategias hasta procesos de monitoreo. Todo acompañado por un grupo de docentes expertos quienes, a través de su experiencia implementando planes y proyectos de restauración, pudieron aportar sus conocimientos a más de mil personas.

“Conscientes de la necesidad de desarrollar un proceso de formación a múltiples actores de distintos sectores del país, llevamos a cabo un ejercicio de capacitación que buscó recoger todos los avances que tiene Colombia alrededor de la restauración, contarlo a través de distintos estudios y experiencias reales en el territorio y extraer las lecciones y aprendizajes, tanto positivos como negativos”, afirmó Clara Solano, Directora ejecutiva de Fundación Natura.

Para lograrlo fue clave contar con un aliado que, desde la academia, pudiera aportar su conocimiento y experiencia en la implementación de cursos y programas académicos virtuales. Por eso, durante la planeación metodológica, la selección temática y la ejecución del curso, se contó con el apoyo de la Universidad EAN; una institución que, además de contar con certificación de alta calidad, sobresale por su compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y Progreso Social de la UNESCO, lo que está alineado al objetivo de la capacitación.

Así, fue posible diseñar un plan de estudios basado en cuatro sesiones con temas claves para tener en cuenta al momento de planear e implementar un plan de restauración ecológica. Es decir, involucrando aspectos operativos como la estructuración, enfoques, técnicas, herramientas, recursos y casos de éxito.

A su vez, fue posible generar un espacio para hablar del contexto nacional, resaltar el papel de la comunicación en este tipo de procesos y destacar la importancia de las nuevas tecnologías para la lucha contra la deforestación.

“La restauración es un proceso que se debe concebir a largo plazo para la recuperación de un ecosistema. Tiene unos componentes y actividades importantes, como la planeación, los cronogramas, presupuestos y objetivos. Necesita diagnóstico del sitio para saber cómo ha sido degradado y cómo abordar el proceso; un monitoreo para poder evaluar si los resultados se están dando o se deben hacer modificaciones; y todo debe ir acompañado de un esquema de divulgación y apropiación social con las comunidades», agregó Francisco Torres, docente de la capacitación y jefe del proyecto Plan de restauración ecológica de bosque seco tropical El Quimbo.

Este proceso logró vincular a 1.514 personas de todo el país, con perfiles diversos entre los cuales se encontraron: profesionales enfocados en temas de restauración, viveristas, guardabosques, trabajadores de entidades públicas y gente que implementa la restauración en el territorio.

Y fue complemento de un insumo que deja el Gobierno al país: la “cartilla de restauración ecológica: principios y prácticas”, que recopila los logros del país, la experiencia de Fundación Natura en la implementación de procesos de restauración y destaca algunos de los proyectos de restauración ecológica que se llevan a cabo en Colombia.

De esta forma, estos dos productos buscan fortalecer el conocimiento, pero también dar guía para aquellos que siguen sosteniendo los procesos en el territorio y que día a día aportan con sus acciones al desarrollo sostenible.

Finalmente, se espera que esta capacitación marque un hito en el país y sea un impulso para que se desarrollen más estrategias, proyectos e iniciativas de restauración ecológica en los diversos ecosistemas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

spotify