Acciones para proteger ecosistemas únicos en Colombia

El sector ambiental y el sector extractivo minero hacen un esfuerzo y avanzan en la consolidación de un área protegida en la cuenca media del río Claro, una zona importante de recarga, regulación y disponibilidad hídrica para la subregión del Magdalena Medio en Antioquia.

Declarado “Distrito Regional de Manejo Integrado – DRMI Bosques, Mármoles y Pantágoras” en octubre de 2019, para conservar 15.905,9 hectáreas, esta área protegida se encuentra ubicada en los municipios antioqueños de Sonsón, San Luis, San Francisco y Puerto Triunfo, y alberga bosques kársticos poco comunes en Colombia, los cuales aportan a los procesos de regulación del agua, convirtiéndola en una despensa hídrica que desemboca en el río Magdalena.

El área cuenta con cavernas, cuevas y abrigos en los que se pueden encontrar flora y fauna de importancia, recurso hídrico abundante, relictos arqueológicos y una diversidad de actividades económicas como la agricultura, la explotación minera por parte de las marmoleras y el turismo de naturaleza.

Parte importante de este proceso fue la creación del Equipo Dinamizador, grupo de gobernanza conformado por 23 delegados de los diferentes sectores que intervienen en el área protegida: minero, ganadero, agrícola, pecuario, turismo, juntas de acción comunal, alcaldías y consejos municipales. Actualmente ellos lideran el diálogo en torno a la protección y el uso de los recursos y servicios ecosistémicos que brinda esta área protegida, así como la ejecución de las acciones contempladas en el documento plan de manejo.

Desde el 2018, el proyecto GEF Magdalena Cauca Vive, ejecutado por la Fundación Natura, en articulación con la Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríos Negro y Nare- Cornare, adelantó diferentes acciones en el DRMI Bosques Mármoles y Pantágoras, entre ellas: acompañamiento y fortalecimiento del grupo de gobernanza Equipo Dinamizador, apoyo a la declaratoria y a la formulación del documento plan de manejo, el cual fue construido a partir de un proceso participativo con los diferentes actores del área protegida y en el cual se establecen las acciones para la gestión de sus recursos naturales.

Luego de la formulación y aprobación por parte de Cornare del plan de manejo, en agosto del 2021, a través del proyecto GEF Magdalena Cauca Vive, se apoyó la ejecución de algunas acciones contempladas dentro de este instrumento guía, tales como: restauración de 23,8 hectáreas en seis veredas del distrito, fortalecimiento de 43 unidades de meliponicultura en 6 de las veredas del área protegida, fortalecimiento y entrega de maquinaria a la Asociación de Cacaoteros del Corregimiento El Prodigio- Asoprodi y fortalecimiento y entrega de herramientas a la escuela-taller de artesanos de mármol del corregimiento de la Danta.

Respecto a las acciones adelantadas, Erika Yuliet Alzate, directora de la regional bosques de Cornare, resaltó todas las actividades que se desarrollaron con la comunidad y especialmente el componente educativo y de socialización. Además, expresó que “desde la corporación tenemos un reto y definitivamente el plan de manejo es el instrumento que tenemos para salvaguardar los recursos naturales, todos esos escenarios de restauración se pudieron fortalecer, la firma de los acuerdos que se hicieron con el sector minero, el apoyo de los proyectos productivos y todo el trabajo con el sector maderero en el municipio de San Luis”.

El proyecto GEF Magdalena Cauca Vive es financiado por el Fondo Mundial para el Medio Ambiente (FMAM), es ejecutado por Fundación Natura en alianza con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADS), el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), Fondo Adaptación y la Corporación Autónoma Regional de Río Grande de la Magdalena (Cormagdalena).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

spotify