Celebración de la cultura anfibia del bajo y medio Magdalena

Con una sonrisa y los ojos brillantes, se levanta del asiento, camina algunos metros hacia la tarima y toma el micrófono. Se nota un poco nervioso, pero aun así deja entrever el entusiasmo de enfrentarse a ese 9 de octubre en el que declamaría uno de sus poemas más preciados. Ese que cuenta la trágica, pero maravillosa historia de su padre, un pescador que naufragaba en las aguas del río Cesar.

“Sin razón, ante mis ojos, naufragó la embarcación. Batallando con la furia del Cesar, nadando en la amargura me decía: ‘No te muevas de ahí. Me esperas, regreso enseguida’. No lo vi más. Nunca pensé en la muerte. Solo vi que el agua del Cesar a mi padre se lo tragó. Triste murió la tarde, sin lágrimas ni llanto murió la tarde. Sin lunas ni estrellas, vestida de negro, llegó la noche”, declamaba Jaime Barroso, uno de los participantes de la convocatoria Historias Anfibias.

Esa mañana del segundo sábado del mes de octubre, los ganadores de la convocatoria Historias Anfibias, los jóvenes de la Casa de la Cultura María de Jesús Rodríguez “La Chula” del corregimiento de Sempegua (Chimichagua, Cesar), los directivos de Fundación Natura y Roy García, el alcalde de El Banco (Magdalena), se dieron cita en las instalaciones de Cine Gold para llevar a cabo el evento de premiación y la premier de tres cortos documentales producidos por los jóvenes de Sempegua.

El evento inició con las palabras de bienvenida de Margarita Pacheco, presidenta de la Junta Directiva de Fundación Natura, de Clara Ligia Solano, directora ejecutiva de la organización y Juan Carlos Alonso, jefe del proyecto GEF Magdalena Cauca Vive. Dando paso así, a uno de los momentos más esperados por los asistentes: la lectura de algunos relatos de la voz de sus autores.

Este espacio inició con el participante Leovigildo Mejía, quien deleitó al público con su relato “Vestigios de la Zapatosa”; luego siguió Gerónimo Mendoza, quien se conectó de manera virtual desde Puerto Berrío (Antioquia) y cautivó a todos con la inocencia y timidez de la lectura “Mi abuelo y su canoa de madera”; seguido por Yanelis Hernández, con su maravilloso relato “Faena en la ciénaga de Zapatosa” y cerrando Jaime Barroso con su relato “Recuerdos”.

Luego de la declamación de este último poema, con una evidente emoción, los asistentes aplaudieron a los participantes de este concurso que estuvo dirigido a los habitantes de algunos de los municipios de la cuencas media y baja de la macrocuenca Magdalena- Cauca, tales como: El Banco (Magdalena), Chimichagua, Tamalameque, Curumaní, Chiriguaná (Cesar), Yondó, Puerto Berrío (Antioquia), Puerto Parra, Barrancabermeja y Cimitarra (Santander), en el marco del proyecto Magdalena Cauca Vive, que ejecuta Fundación Natura.

Cada uno de los participantes usó su creatividad para contar una historia original sobre su entorno, estilo de vida y la importancia de proteger, no solo los ecosistemas acuáticos, sino también la cultura de la región. Como resultado, se recibieron 30 relatos escritos, 10 relatos orales y 6 relatos visuales.

Además, durante el evento, se proyectaron por primera vez tres cortos documentales realizados por los jóvenes de Sempegua, como resultado de un proceso de capacitación orientado por el equipo de la productora Ícaro Films, con el que se busca dejar capacidad instalada en las comunidades.

Como parte del cierre del evento, el maestro Armando Cervantes, pintor del municipio de El Banco, realizó la presentación de una obra hecha con material reciclable y que representa la vida de un pescador en su canoa, posteriormente donada a Fundación Natura.

Conozca todos los relatos:

https://natura.org.co/minisitio-cauca-vive/galeria-audiovisual/historias-anfibias/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

spotify