Crece Articulación Académica Regional Para Generar Conocimiento Sobre La Restauración Ecológica Del Bosque Seco Tropical

Crece articulación académica regional para generar conocimiento sobre la restauración ecológica del Bosque Seco Tropical

Paola Andrea Murcia Huelgos y Laura Alejandra Torres Mendoza, son las primeras estudiantes de Ingeniería Agroecológica de la Universidad de la Amazonía que se vinculan al Plan de Restauración Ecológica de Bs-T de El Quimbo en el departamento del Huila.

La articulación con la academia y el fortalecimiento de la investigación, son piezas fundamentales en la estrategia institucional de Enel-Emgesa y Fundación Natura, en su accionar hacia la sostenibilidad de los procesos de restauración ecológica que se desarrollan en la región del valle del Magdalena, sobre el ecosistema de Bs-T. La Universidad de la Amazonía, con sede en la ciudad de Florencia (Caquetá), se suma a las universidades regionales y nacionales con las cuales se ha llegado a acuerdos para el desarrollo de pasantías y trabajos de investigación.

El Programa Académico de Ingeniería Agroecológica, adscrito a la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la Amazonía, responde a la misión superior de la institución frente al compromiso de contribuir al desarrollo de la región amazónica, fundamenta la formación holística e integral de los estudiantes, principalmente en los aspectos ecológicos y socioeconómicos de los agroecosistemas, el funcionamiento de los ecosistemas naturales, las cuencas hidrográficas, innovación y generación de tecnologías agroecológicas, los procesos organizativos y empresariales comunitarios, las metodologías participativas para el manejo de los recursos naturales, la agricultura, la formulación y evaluación de proyectos, así como las dinámicas naturales y culturales de los territorios.

Las estudiantes de décimo semestre de Ingeniería Agroecológica en la Universidad de la Amazonía, Paola Andrea Murcia Huelgos y Laura Alejandra Torres Mendoza, cuentan quiénes son, cómo llegaron a vincularse al Plan de Restauración y las expectativas para el desarrollo de la pasantía que inició finalizando el año 2020.

Amor por el campo y la restauración

Paola Andrea Murcia Huelgos, de 22 años, es oriunda del departamento del Huila que, para ella, “es uno de los departamentos más ricos de Colombia en términos de diversidad de fauna y flora, gracias a su variedad de pisos térmicos, que van desde las extensas áreas de Bosque Seco Tropical hasta las zonas de páramos y, en su conjunto, hacen que sea una región privilegiada”.

Al referirse al lugar que la vio crecer, menciona que nació en el municipio de Garzón, nombre proveniente de una “especie de ave de la familia de las garzas que habitaba en esta zona”, también llamado “la capital diocesana del Huila”. Así mismo y no menos

importante, esta zona tiene grandes potenciales naturales que brindan refugio a la biodiversidad nativa, lo que la hace muy importante.

Con orgullo da a conocer que creció en la vereda Buenos Aires de este municipio y se formó al lado de sus padres agricultores y apicultores, toda su etapa escolar la desarrolló en la zona rural, lo cual hizo que se acrecentara su amor por el campo. Estudió el bachillerato en la Institución Educativa Caguancito y perteneció al semillero de investigación del Grupo Ondas, lo cual despertó su interés en los temas ambientales y el conocimiento de los ecosistemas, de ahí su escogencia de profesión que le ha permitido, a través de la formación académica, aprender cómo la ecología puede llegar al agro y cómo pueden generarse sistemas agrosostenibles.

Acerca de la oportunidad de realizar pasantía en el Proyecto de Restauración Ecológica de Bs-T, la estudiante destaca: “me siento afortunada de que Heberth Góngora Ocampo, docente de la materia silvicultura y manejo de bosques, nos haya hablado en una clase respecto al Proyecto y nos haya preguntado sobre quiénes estábamos interesados en presentar la opción de grado haciendo pasantía allí, a lo que no dudé en decir que estaba dispuesta, pues me gustó desde el momento en que él nos expresó la palabra restauración. Se despertó en mí curiosidad sobre cómo lograr recuperar la funcionalidad y estructura del ecosistema de la forma correcta y, también, cuál es la manera en que se está dando a conocer a las comunidades o la proyección social para el cuidado de la zona a restaurar”.

Con seguridad Paola menciona: “no dudé ni un segundo en que esta pasantía iba a llenar mis expectativas y con ello, conocer un poco más mi departamento del Huila, en cuanto a la extensión de Bosque Seco Tropical que, con respecto a la biodiversidad del Caquetá, suele encontrarse Bosques Húmedos Tropicales”.

Desde su formación académica, Paola resalta que desea “aportar al Proyecto sus conocimientos en producción limpia, a partir de la cual se previene para aumentar la eficiencia y reducir los riesgos para el ambiente, reducción de emisiones, moderar consumo de energía y agua con el fin de tener un desarrollo responsable de gestión ambiental, teniendo buenas prácticas operativas”.

Además de “buscar estrategias para incentivar a la comunidad aledaña a la conciencia ambiental y dar a conocer la importancia del Proyecto, no solo para ahora si no para que las siguientes generaciones tengan un futuro mejor, sin tantas emisiones de gases invernadero o problemas de calentamiento global”.

Como parte del ejercicio de su profesión desea llevar “lo que he aprendido a la región que me vio nacer, interactuar con las comunidades, explorar los conocimientos ancestrales, la etnobotánica, y despertar conciencia ambiental para tener qué heredar a las futuras generaciones”.

A favor del desarrollo ecológico

Por su parte, Laura Alejandra Torres Mendoza de 22 años y oriunda de la ciudad de Florencia, departamento del Caquetá, “Puerta de oro de la Amazonía Colombiana”, señala que “por sus características geográficas y topográficas cuenta con una inmensa riqueza hídrica y una gran biodiversidad en su flora y fauna, las cuales hacen que este territorio sea biodiverso y ecoturístico”. Agrega que tiene fuertes vínculos familiares en el municipio de El Agrado, en el departamento del Huila.

Se describe como una mujer “apasionada por el trabajo que conlleve el desarrollo ecológico de una región” y cuenta que desde muy pequeña siempre ha querido aportar su mayor esfuerzo y dedicación a mejorar los ecosistemas y a desarrollar innovaciones que aporten avances para el “hermoso campo colombiano”.

Con base en las opciones para escoger y obtener su título profesional, tuvo claro que quería “empezar lo antes posible a aportar mi mayor conocimiento al desarrollo de lo que siempre ha sido mi meta desde hace un año que conocí al docente Heberth Góngora, a quien le agradezco las enseñanzas y aportes de grandes experiencias (…) en una de sus clases cuando hablábamos sobre restauraciones ecológicas, él nos mencionó del Proyecto de restauración ecológica de El Quimbo lo que me causó gran curiosidad por conocer más acerca de dicho proyecto y al buscar información y leer, mi interés aumentó y gracias a eso se me brindó una gran oportunidad para realizar mis pasantías profesionales”.

Actualmente, Laura en su calidad de pasante, comenta que apoya el proceso de domesticación y propagación de especies nativas y con satisfacción expresa: “me encuentro afortunada y agradecida por dicha oportunidad, con unas ganas incansables de aprender, conocer y de aplicar lo que se me han enseñado por más de 4 años”.

Finalmente, describe su profesión “como un estilo de vida muy nuevo, poco conocido, pero sumamente importante dentro del contexto ecológico y social, como ingenieros agroecólogos, tenemos la habilidad y la responsabilidad de resolver situaciones dentro del entorno agropecuario, agrícola, ambiental y social, buscando siempre una sinergia entre dichos componentes, todo esto con el fin de crear ecosistemas sostenibles, beneficiando siempre todos los factores que lo compongan.

Tanto Laura como Paola coinciden en expresar que al realizar sus pasantías en el Centro de Investigación de Bosque Seco Tropical de El Quimbo, van a fortalecer conocimientos sobre propagación, siembra, mantenimiento, seguimiento e identificación de nuevas especies, de igual manera, durante este proceso desean poder aportar a este “maravilloso Proyecto” y agradecen profundamente a la región huilense por la oportunidad de

conectarse con sus raíces y permitirles crecer en el ámbito personal, laboral, así mismo, agradecen a la Fundación Natura y todo el personal que la integran.

Registro fotográfico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *