“La Educación Es La Principal Herramienta Para Lograr El Cambio”

“La educación es la principal herramienta para lograr el cambio”

Desde el marco del proyecto de Monitoreo Climático en el área de influencia de la central Hidroeléctrica Sogamoso, se adelanta una estrategia de Monitoreo Climático Participativo, la cual vincula instituciones educativas pertenecientes al Programa de Educación Ambiental de ISAGEN, en donde se capacitan los estudiantes destacados de los grados décimo y once, por medio de talleres didácticos sobre el comportamiento del clima, fenómenos de variabilidad climática y temas ambientales como la mitigación del cambio climático.

Esta estrategia inició en el año 2017, a cargo del Ingeniero biotecnológico Fabián Alberto Rangel Silva, un cucuteño de 31 años que se ha sabido ganar el cariño de rectores, maestros y estudiantes de diferentes instituciones educativas del sector rural de los municipios de San Vicente de Chucurí, Betulia y Zapatoca (Santander). “El profe del clima”, como lo llaman sus estudiantes, ha logrado consolidar y apoyar este proceso pedagógico durante cuatros años, en donde los estudiantes y maestros son capacitados para compartir conocimientos científicos por medio del monitoreo y del registro de variables climáticas.

Para ello, Fabián Rangel, ha venido realizando periódicamente capacitaciones a los estudiantes en el manejo adecuado de los equipos de medición instalados en sus instituciones, sobre la organización y el análisis de bases de datos con ayuda de programas como Excel, logrando de esta manera fortalecer áreas académicas como: matemáticas, ciencias naturales, física, química e informática.

“Lo que más me ha gustado de trabajar con colegios, es darme cuenta de mi vocación por la docencia. Así mismo, los encuentros que realizamos con la comunidad, donde realmente uno termina aprendiendo muchísimo de ellos y se llena de gratificación al ver como se interesan por aprender y por construir conocimiento. Es por eso que he decido hacer la maestría en práctica pedagógica, para tener las herramientas y el conocimiento necesario, para conocer las estrategias que facilitan los procesos de enseñanza a partir de las particularidades de las comunidades rurales con las que trabajamos”, mencionó Fabián Rangel.

Para el profe del clima, esta experiencia lo ha llevado a encontrar una de sus pasiones, que es la educación ambiental, lo cual lo motivó actualmente a iniciar sus estudios como maestrante en Práctica Pedagógica en la Universidad Francisco de Paula Santander, de Cúcuta y a futuro se visualiza como docente e investigador, liderando procesos pedagógicos, ya sean orientados a la educación ambiental de las comunidades, o a la enseñanza de las ciencias.

Adicionalmente al trabajo con las instituciones, también se desempeña analizando estadísticamente la información recolectada por la investigación y trabajando de manera articulada con el equipo socio comunicacional en la construcción de materiales didácticos y cartillas para el desarrollo de las diferentes estrategias del proyecto.

“Realmente me siento infinitamente agradecido con Fundación Natura. Ha sido una escuela para mí, que me ha hecho crecer a nivel profesional y que me ha permitido crecer académicamente. Gracias a este proyecto, me he forjado como un profesional integral, he aprendido no solo de mis compañeros, sino de toda la comunidad con la que trabajamos”, agrega.

Es por esto que Fundación Natura desde el marco del proyecto de monitoreo climático se ha convertido en un escenario de intercambio de conocimientos, entre los profesionales, las instituciones educativas y sus estudiantes como co-investigadores, logrando que los profesionales puedan articular sus pasiones, fortalecer sus habilidades y seguir desarrollando capacidades siendo inspirados en inspirando a otros y siempre con las ganas de seguir aprendiendo y aportando a la investigación de conocimientos agroclimáticos en los territorios.

Esta información hace parte del “Programa para atender la percepción de la comunidad acerca de posibles cambios microclimáticos ocasionados por el embalse Topocoro” y el Proyecto de Monitoreo Microclimático en el área de influencia de la Central Hidroeléctrica Sogamoso, desarrollado mediante el convenio 47-681 entre ISAGEN y Fundación Natura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *