La mujer en la conservación del río Magdalena

Apenas inicia el día y en las zonas ribereñas del río Magdalena, cientos de mujeres se alistan para empezar su jornada laboral. Esa que no cuenta con un salario fijo ni prestaciones sociales, pero que les brinda el sustento diario para ellas y sus familias.

“Mi cordón umbilical está enchufado con sus aguas, la cuenca y con el sector pesquero artesanal, que es mi vida”, resaltó Libia Esther Arciniegas, una mujer anfibia que nació a las orillas de la arteria fluvial más importante del país, más exactamente en el municipio de La Gloria del departamento Cesar.

Aunque la participación de la población femenina en las actividades productivas relacionadas con la pesca, las artesanías y los procesos de restauración, entre otros, han sido de gran importancia para la conservación de los ecosistemas dulceacuícolas, muy poco se ha reconocido su trabajo y el aporte que realizan en sus comunidades. Razón por la cual una de las principales apuestas de Fundación Natura, a través del proyecto GEF Magdalena Cauca Vive, ha sido incluir la equidad de género en cada una de las acciones que ejecuta, aportando al reconocimiento y valor del trabajo de las mujeres en la cuenca.

A través de un proceso de identificación de fortalezas, lecciones aprendidas y recomendaciones para el logro de la equidad, se profundizó en el contenido técnico, el desarrollo de indicadores, se elaboraron documentos, se vinculó el enfoque en los planes de manejo y las orientaciones para la participación de las mujeres en los esquemas de gobernanza.

Ellas no solo cumplen con sus labores en los viveros, dentro de la Red de Artesanas o de la cadena de pesca como componedoras del pescado o acompañantes durante la faena, sino que hacen parte de procesos que se desarrollan en articulación con organizaciones o entidades territoriales para la toma de decisiones, incidiendo en la transformación, protección y conservación de la macrocuenca Magdalena- Cauca.

Desde Fundación Natura con el proyecto GEF Magdalena Cauca Vive, reconocemos el amor, la entrega y el papel fundamental de las mujeres en la conservación del río Magdalena y todos esos ecosistemas que a él se conectan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

spotify