Productores Antioqueños Firman Acuerdos En El Marco Del Proyecto Huella Viva

Productores antioqueños firman acuerdos en el marco del proyecto Huella Viva

En octubre de 2020, 14 productores que habitan en la cuenca media y alta del Río Claro (Antioquia), firmaron los Acuerdos de Conservación, Restauración y Producción, con los que se comprometen a implementar acciones orientadas a la gestión sostenible de sus fincas,  ubicadas en el suroriente del departamento de Antioquia, zona que es reconocida como uno de los territorios con mayor diversidad del país,  que incluye especies de plantas y animales endémicas del Magdalena Medio.

Otra característica que destaca el área son las aguas trasparentes que recorren nacimientos y ríos, entre las que se destaca el Río Claro, por ser la fuente hídrica más importante de la región. A este paisaje, se suman actividades productivas como la  ganadería y minería, sectores que representan la mayor fuente de ingresos económicos de la zona.

Bajo ese contexto, los productores firman los acuerdos de manera voluntaria y se comprometen a generar alternativas productivas y de gestión sostenible en sus fincas, lo que les permitirá mejorar su calidad de vida y la vez aportar al cuidado del medio ambiente.

Fundación Natura, como entidad implementadora de este proceso, generó un proceso participativo con el fin de realizar negociaciones y concertaciones de las acciones que se implementarán en las fincas.

“Los procesos participativos hacen que las comunidades, como principales gestores de su propio desarrollo, se involucren directamente con los esfuerzos externos y se conviertan en los principales beneficiarios de este tipo de iniciativas”, señaló Carlos Cardona, especialista en sistemas productivos.

Se inició con la programación, convocatoria y desarrollo de las reuniones con los productores, pero debido a la cuarentena nacional por la enfermedad COVID-19, tuvieron que aplazarse, así que por medio de llamadas telefónicas y videos cortos enviados vía Whatsaap, se logró mantener el contacto con los productores y así mantener activo el proceso.

Posteriormente, se retomó el ciclo de visitas presenciales, teniendo en cuenta el protocolo de bioseguridad de la Fundación Natura: permisos aprobados por las autoridades locales, uso adecuado de tapabocas, reporte diario de condiciones de salud, lavado frecuente de manos, distanciamiento social y procesos de limpieza y desinfección de áreas y equipos con el fin de prevenir y evitar el contagio.

Durante las reuniones, se realizaron análisis situacionales de los predios y, basados en ellos, se propusieron las actividades potenciales de conservación y producción, teniendo en cuenta las visiones de los productores, con el fin de llegar a un acuerdo que se ajustara a las características y necesidades del territorio. Para cada finca se destinaron actividades diferentes, entre las que se destacan: la implementación de cercas vivas, agroforestería, conservación de áreas naturales, corredores ecológicos, bebederos para el ganado, entre otras.

Después de definidos los temas, cada productor aceptó la negociación y con esto se dio paso a la firma de los acuerdos. “Los actuales acuerdos son un paso de gran importancia en la construcción de relaciones de confianza entre los diferentes actores que hacen presencia en el territorio, los cuales, sin lugar a dudas, aportarán al desarrollo integral de la región”, aseguró Cardona.

El siguiente paso es seguir concertando visitas de seguimiento y apoyo con cada propietario, para asegurar el cumplimiento de las actividades, que prometen mejorar la producción en cada finca y la construcción de un territorio sostenible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *