Transparencia, participación, “fracking” y paz

Participar en los procesos de toma de decisiones tiene costos y riesgos. Algunos inherentes a la participación en cualquier parte del mundo; otros, propios de países violentos como el nuestro. En Colombia la participación en defensa del territorio ha costado la vida a muchos gestores sociales. Así, como con orgullo decimos que somos potencia en biodiversidad y regulación climática, con vergüenza y dolor de patria debemos rechazar la violencia y anunciar que como colombianos estamos decididos a defender y valorar ante todo la vida, que actuaremos para evitar seguir como el país en el mundo donde hay más asesinatos de personas que abogan por la defensa de la vida y los territorios, que estamos decididos a construir donde las diferencias se resuelvan pacíficamente. Un país con las actuales cifras de violencia no es viable, es una nación fallida.

Leer Columna de Opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

spotify