29 familias vinculadas a los acuerdos de conservación producción en Casanare, siguen capacitándose

Los acuerdos de conservación producción que se desarrollan actualmente en Yopal, Casanare, buscan contribuir a la conservación, restauración y uso sostenible de las cuencas de los ríos Cravo Sur y Charte, por medio de acciones como la siembra de cercas vivas, talleres de capacitación, implementación de paneles solares, instalación de establos, bancos de forraje, entre otras, que se llevan a cabo con las familias de la zona.

En este caso, los talleres se convierten en una actividad clave para la consolidación del relacionamiento con las familias vinculadas, dado que se realizan de forma grupal para reforzar conocimientos y mejorar distintas actividades productivas. Debido a las fuertes restricciones a causa de la pandemia por la COVID-19, tuvieron que postergarse y fueron retomados durante el segundo semestre de 2021, aplicando los protocolos de bioseguridad.

“Estamos en cierre de una primera etapa del proyecto. Este año hemos podido avanzar mucho más a diferencia del 2020. Retomamos los talleres en agosto y la idea es seguir avanzando en estas actividades grupales en lo que resta del año”, aseguró Gustavo Segura, jefe de proyecto.

Uno de los talleres que se realizó a finales del mes de agosto estuvo relacionado con la huerta y su importancia en la seguridad alimentaria, con el fin de impulsar hábitos sostenibles, aprendiendo a aprovechar más la tierra y variando los cultivos con productos que se dan en la región y que por diferentes razones no se han vuelto a cultivar.

Esta actividad fue divida en dos partes: en primer lugar, bajo un componente participativo y práctico, en cual las familias productoras aprendieron sobre alimentos de la región y conocieron algunas preparaciones como frituras de malanga, avena de guatila y torta de ahuyama.

En la segunda, William Carreño, ingeniero agrónomo de Fundación Natura, explicó el aporte nutricional de cada uno de los alimentos que se pueden cultivar. “Por condiciones climáticas y de suelos, se recomienda iniciar con tomate, pimentón, lechugas, acelgas, espinacas, perejil y cilantro, ya que son cultivos cortos, de poco requerimiento de obra de mano y fertilizantes”, afirmó.

Y explicó la importancia de incentivar las huertas en las fincas, ya que es una forma de aprovechar la tierra, de ahorrar y, lo más importante, de alimentarse mejor. “Motivamos a la gente para cultivar porque con una hortaliza se puede balancear la alimentación de las familias por su aporte de vitaminas, minerales, antioxidantes y otros principios nutricionales. Sabemos que consumismos un producto fresco, limpio, sano y sin agroquímicos”.

Por otro lado, en el mes de octubre se realizó una actividad relacionada a la cuenca hidrográfica, en donde productores y equipo técnico del proyecto, realizaron una maqueta

que buscaba recordar aquellos conceptos que se han manejado a lo largo del acompañamiento y generar conciencia sobre los impactos positivos y negativos a raíz de las acciones que se hacen en las fincas.

“Buscamos resaltar la importancia ambiental, productiva y social de la cuenca; que los productores sintieran que hacen parte de ella y que entendieran cómo todas las labores que hacen la afectan. Si entre todos no aportamos para que la cuenca sea saludable, los impactos los vamos a recibir nosotros mismos. Igualmente, resaltar todas las acciones que se han venido realizando como resultado de la inversión forzosa de no menos del 1%, la cual está orientada a la conservación, restauración y usos sostenible de la cuenca”, aseguró el jefe de proyecto.

Estos talleres han tenido gran aceptación por parte de los productores, dado que “son espacios que sirven para fortalecer el vínculo con las familias, para intercambiar conocimientos, resolver inquietudes y proponer acciones. Por eso tratamos diferentes temáticas para que estos espacios tengan un alto componente lúdico, que se salgan de lo común, que despierten interés y curiosidad”, agregó Gustavo.

Se espera que en diciembre se puedan dar a conocer resultados de estos treinta meses de trabajo con los productores que firmaron e implementan los acuerdos y que están por terminar entre enero y febrero de 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

spotify