Fundación Natura E Ideam Se Unen Para Promover Conservación De Tres Ciénagas En La Cuenca Del Magdalena
Foto de la Corporación Autónoma de los Valles del Sinú y San Jorge (CVS)

Fundación Natura e Ideam se unen para promover conservación de tres ciénagas en la cuenca del Magdalena

El proyecto se llama ‘Biodiversidad río Magdalena’ y generará información de las ciénagas de Barbacoas, Ayapel y Zapatosa, que enfrentan graves problemas ambientales. También se unen a esta iniciativa el Ministerio de Ambiente, Cormagdalena y el Fondo de Adaptación, con el apoyo del GEF  y el BID.

BOGOTÁ, OCTUBRE 6 DE 2016. Para promover la conservación de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos en la cuenca del Magdalena, la Fundación Natura y el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) firmaron el proyecto ‘Biodiversidad río Magdalena’, que busca, entre otros objetivos, monitorear complejos cenagosos asociados a su cuenca.

El proyecto también es liderado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el Fondo de Adaptación y la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena (Cormagdalena), y tiene el apoyo del GEF y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La cooperación entre estas instituciones quiere generar información asociada a los modelos hidrológicos de las ciénagas de Barbacoas, Ayapel y Zapatosa. Esto con el fin de que el país cuente con información sobre sus condiciones hídricas y se puedan proyectar los riesgos asociados a inundaciones en regiones que rodean el medio y bajo Magdalena.

El trabajo en la ciénaga de Zapatosa, por ejemplo, está más que justificado, porque este es uno de los ecosistemas en peor estado en el Caribe, según estudios del Instituto von Humboldt, porque el deterioro que ha sufrido el agua por vertimientos de aguas negras ha tenido un serio impacto sobre la pesca.

Zapatosa ha sido definida además como un refugio para peces endémicos y migratorios, como el bagre rayado, pero allí están críticamente amenazados. También están afectados el bocachico y la doncella, calificados como vulnerables. Así mismo, el Instituto asegura que estas especies han reducido la talla, lo que ha modificado la subsistencia de la región y la sostenibilidad del recurso pesquero.

La ciénaga de Ayapel vive una situación similar, porque está impactada por vertimientos de residuos químicos como mercurio, producto de la minería ilegal. En Ayapel, el 80 por ciento de sus habitantes vive de la ciénaga, pero en medio de las dificultades de desarrollo, la misma población la ha contaminado porque el alcantarillado se vierte a sus aguas sin tratamiento previo. En Ayapel se producían hasta mil toneladas de pescado al año, hoy no llega a cien toneladas.

La firma entre Ideam y Fundación Natura se completará próximamente con la de los otros tres socios.

El proyecto ‘Biodiversidad río Magdalena’ se desarrollará en medio de los esfuerzos gubernamentales por impulsar y recuperar definitivamente la navegabilidad en el río Magdalena, desde Puerto Salgar hasta Barranquilla, con el objetivo de apoyar socialmente a las comunidades que dependen del caudal y consolidarlo como una opción de transporte eficaz (hoy solo el 1 por ciento de la carga del país se mueve por los ríos).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *