Promotores Ambientales De Amazonía 2.0 Comprometidos Con El Monitoreo Comunitario

Promotores ambientales de Amazonía 2.0 comprometidos con el monitoreo comunitario

Los 12 promotores ambientales en Colombia, decidieron seguir monitoreando el Mico Bonito de Caquetá como especie sombrilla para el proceso de gobernanza local, convirtiéndose en el primer grupo comunitario que le hace seguimiento a esta especie endémica.

En el mes de noviembre, el equipo de Amazonía 2.0 en Colombia tuvo su último encuentro de trabajo, donde participaron 17 personas entre: promotores ambientales del núcleo Mononguete y del Resguardo Indígena Inga de Niñeras de Solano (Caquetá) y los miembros del equipo técnico de Fundación Natura, que acompañan este proceso desde hace tres años.

La reunión se llevó a cabo en un eco hotel ubicado a las afueras del municipio de Florencia, en la vereda El Caraño; un lugar abierto e ideal para el cumplimiento de las medidas de bioseguridad que se hacen necesarias por la actual pandemia de COVID-19. Sin duda, después de ocho meses de distanciamiento físico, volver a estar reunidos es lo que más se destaca de este encuentro y era uno de los propósitos de la jornada de cuatro (4) días.

Este espacio permitió retroalimentar los resultados preliminares del monitoreo comunitario realizado por los promotores ambientales en sus territorios, desde el inicio de este proyecto, que ya se encuentra en su fase final. Además, fue la oportunidad de unificar criterios, lenguajes y datos específicos, para finalizar los documentos en proceso de elaboración y definir la estrategia de cierre de Amazonía 2.0 en Colombia.

Fue así, como del 11 al 15 de noviembre los promotores ambientales tomaron decisiones importantes que inciden en el proceso de gobernanza local que vienen fortaleciendo. Una de esas disposiciones fue priorizar algunas especies y definir la zonificación ambiental para una propuesta de Plan de Manejo Intercultural del Territorio indígena y campesino, que comparten sus comunidades, como una de las apuestas más esperanzadoras para la sostenibilidad y autonomía de este proceso, basada en el fortalecimiento de capacidades y el monitoreo comunitario del que han sido parte durante tres años.

Así mismo, definieron una especie “sombrilla” para continuar monitoreando: el Mico Bonito de Caquetá (Plecturocebus caquetensis), primate endémico de la región, cuyo seguimiento permitirá evaluar y fortalecer el proceso de gobernanza local en esta parte de la Amazonía.

También se hizo entrega oficial de los Estatutos de la Asociación Pro – Desarrollo del Núcleo Mononguete, la organización campesina que reúne a 8 veredas representadas por los promotores ambientales y que después de 20 años renovó su reglamento interno legal, con el acompañamiento del equipo técnico de Fundación Natura, como parte del fortalecimiento organizativo que se ha venido realizando a la par del desarrollo de un Plan estratégico, la línea gráfica e identidad organizacional. En este último aspecto, también trabajaron los promotores de la comunidad Inga del Resguardo de Niñeras.

Tras extensas jornadas de diálogo y construcción participativa, dinámicas lúdicas y algunas reflexiones nostálgicas por la cercanía del cierre, fue posible llegar a acuerdos específicos, como la necesidad de socializar los avances logrados con las comunidades locales, especialmente, la propuesta de Plan de Manejo Intercultural, cuyo respaldo de los habitantes del territorio, tanto indígenas como campesinos, le dará la fuerza necesaria para constituirse en un plan de gestión integral, efectivo y un referente para el país.

Por último, se dejó fijada la fecha para el evento de cierre del 2020 del proyecto que será durante la tercera semana del mes de diciembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *